Resumen de Don Quijote Segunda Parte Capítulos (11-20)

Resumen Capítulo 11 Don Quijote Segunda Parte

DE LA EXTRAÑA AVENTURA QUE LE SUCEDIÓ AL VALEROSO DON QUIJOTE CON EL CARRO O CARRETA DE LAS CORTES DE LA MUERTE.

Pensativo iba don Quijote, que soltó las riendas a Rocinante, Sancho le aconsejaba sobre sus tristezas, y que lo dejara todo en manos de Dios. Y y que el tiempo es el mejor medio de estas y otras enfermedades. De pronto vieron venir una carreta, cargada de diversos y extraños personaje: la Muerte, Cupido y el diablo. Don Quijote con ánimo dispuesto se puso delante de la carreta y con voz amenazadora dijo:

  • Carretero, cochero o diablo, o lo que eres, no tardes en decirme quien eres y adónde vas.

A la cual mansamente, deteniendo el Diablo la carreta, respondió:

  • Señor nosotros somos recitantes (comediantes), de la compañía de Angulo el Diablo.
  • Por fe de caballero andante –respondió don Quijote- que cuando vi este carro, imaginé que alguien grande aventura se me ofrecía. Andad con Dios buena gente.

Estando en estas pláticas vino un personaje vestido de bojigangas (personaje disfrazado ridículamente) que espanto a Rocinante, que cayó al suelo junto con su amo. Sancho fue en su ayuda, cuando el Demonio bailador subió sobre su jumento. Don Quijote se levantó y quiso acometer por la falta cometido al rucio de Sancho, pero todos los personajes del auto: La Muerte, el Emperador, el Diablo, el Ángel, la Reina, Cupido, todas se cargaron de piedras y esperaron a don Quijote; entonces éste se detuvo, Sancho le aconsejo que no hiciera tal empresa porque era peligroso. Él tampoco quiso tomar venganza y así el escuadrón, volvieron a su carreta y prosiguieron su viaje. Y se puso fin a tan temerosa aventura.

Resumen Capítulo 11 Don Quijote Segunda Parte

Resumen Capítulo 12 Don Quijote Segunda Parte

DE LA EXTRAÑA AVENTURA QUE LE SUCEDIÓ AL VALEROSO DON QUIJOTE CON EL BRAVO CABALLERO DE LOS ESPEJOS.

Don Quijote y Sancho conversan, el uno dice que la vida es como una comedia, poniéndonos un espejo a cada paso adelante donde se ven las acciones de la vida humana. A su vez el otro dice que es como un juego de ajedrez, en que cada pieza tiene su particular oficio y acabando el juego, todos se juntan en una bolsa, que es como decir con la vida en la sepultura. Finalmente Sancho se quedó dormido y don Quijote dormitaba. Cuando lo despertó un ruido y con voz baja dijo:

  • Hermano Sancho, aventura tenemos.
  • Dios nos la dé buena –respondió Sancho- Y ¿dónde está?
  • ¿Adónde Sancho? –replicó don Quijote- Mira y verás allí tendido un andante caballero.
  • Pero escucha; que, a lo que parece, templando está un laúd o viguela (instrumento de cuerda), escuchémosle cantar. Entonces el caballero del bosque, cantó y con un suspiró acabó. Y habiendo entreoído que hablaban cerca de él, se puso de pie y dijo:
  • ¿Quién va allá? ¿Es por ventura de la del número de los contentos, o de la de los afligidos?
  • De los afligidos –respondió don Quijote-

El caballero lamentador asió a don Quijote del brazo diciendo: Sentaos aquí señor caballero. Conversaron y se dieron buena paz y compañía. Y es cuando Sancho entra en la conversación y el Caballero del Bosque se incomoda. Entonces el Escudero del Bosque, asió a Sancho por el brazo diciéndole: Vámonos los dos donde podamos hablar escuderilmente todo cuanto quisiéremos.

Resumen Capítulo 13 Don Quijote Segunda Parte

DONDE SE PROSIGUE LA AVENTURA DEL CABALLERO DEL BOSQUE,  CON EL DISCRETO, NUEVO Y SUAVE COLOQUIO QUE PASÓ ENTRE LOS DOS ESCUDEROS.

Los dos escuderos conversan: El del Bosque dice que la labor de los escuderos es un sacrificio, al servicio de todo caballero andante.  Sancho por su lado comenta que por sus servicios de escudero será premiado con el gobierno de una ínsula, y el del Bosque solo con un canonicato quedará satisfecho.

  • Real y verdaderamente –dice el del Bosque- que tengo propuesto dejar estas borracherías de estos caballeros y retirarme a mi aldea a criar a mis hijos.
  • Sancho responde que él tiene dos y uno de ellos es mujer a la que quiere hacer condesa. Ahora pienso encontrar un talego lleno de doblones y vivir como un príncipe, y hacer mis días más llevaderos, cuantos trabajos padezco con este mentecato de mi amo que sé que tiene más de loco que de caballero.

El del Bosque dice que su amo está enamorado de una tal Casildea de Vandalia, la más cruda y la más asada señora. Por su parte Sancho menciona que su amo tiene sencillez y un gran corazón por eso no lo abandona en sus aventuras. Al conversar Sancho escupía un cierto género de saliva pegajosa y algo seca, por lo que el Escudero del Bosque determina traer una gran bota de vino y una empanada de media vara. Finalmente tanto hablaron y bebieron los dos buenos escuderos que se quedaron completamente dormidos.

Resumen Capítulo 13 Don Quijote Segunda Parte

Resumen Capítulo 14 Don Quijote Segunda Parte

DONDE SE PROSIGUE LA AVENTURA DEL CABALLERO DEL BOSQUE.

El Caballero de la Selva, cuenta a don Quijote sobre sus aventuras, y que está enamorado de la sin par Casildea de la Vandalia. Y que últimamente le ha mandado que discurra por todas las provincias de España, y en ella ha vencido a muchos caballeros, especialmente a uno, aquel ya tan famoso  don Quijote de la Mancha. Nuestro caballero le hace ver que él es el valeroso caballero andante don Quijote de la Mancha.

Entre los dos pactan una pelea y la condición era que el vencido, ha de quedar  a la voluntad del vencedor, para que haga todo lo que quisiere, con tal que sea decente a caballero lo que se le ordenare. Ambos despiertan a sus escuderos que dormían plácidamente y le ordenan que estén a punto sus caballos, porque en saliendo el sol, habían de tomar los dos, una sangrienta, singular y desigual batalla. También los escuderos tenemos que luchar y hacernos astillas dijo el escudero del Bosque. Sancho se niega a pelear. Mira en el del Bosque una tremenda nariz que le era tan grande, que casi le hacía sombra a todo el cuerpo. En viéndole Sancho comenzó a herir de pie y de mano, como un niño de alferecía. Con todo esto don Quijote subió sobre Rocinante tomándolo de las riendas.

Puedes Ver ▷  Resumen de Don Quijote (1° parte) Capítulos del 11 al 20

Lo mismo hizo el de los Espejos. Sancho acobardado pide subir a un alcornoque. En eso el Caballero de los Espejos sin esperar trompeta ni señal, volvió las riendas a su caballo y a todo correr, mira a don Quijote ocupado en la subida a Sancho. Frena su caballo y se queda quieto. Don Quijote pensando que ya su enemigo venía volando, carga con él y lo derriba con tanta fuerza que le hizo venir al suelo por las ancas de su caballo, dando tal caída que sin mover  pie ni mano, dio señales que estaba muerto. Descubriendo el rostro del caído tanto don Quijote como Sancho advierten que era el Bachiller Sansón Carrasco y su escudero era nada más ni nada menos el vecino de Sancho Panza que se llamaba Tomé Cecial. Don Quijote y Sancho volvieron a proseguir su camino a Zaragoza.

Resumen Capítulo 15 Don Quijote Segunda Parte

DONDE SE CUENTA Y DA NOTICIA DE QUIEN ERA EL CABALLERO DE LOS ESPEJOS Y SU ESCUDERO.

Don Quijote y Sancho iban alegres de haber vencido al caballero de los Espejos. Cuenta la historia que el Bachiller Sansón y el Cura se pusieron de acuerdo, para que Sansón se volviera caballero andante y trabase batalla con don Quijote y lo venciera. Y así mandándole a su casa por dos años, para que no saliera tal fue el trato, se ofreció como escudero Tomé Cecial compadre y vecino de Sancho. En el camino iban reflexionando: “…Don Quijote loco y nosotros cuerdos, él se va sano y riendo; vuesa merced queda molido y triste… sepamos ahora quien es el más loco…” En esto fueron razonando e imaginando su vergüenza, y la historia vuelve a hablar de él a su tiempo.

Resumen Capítulo 15 Don Quijote Segunda Parte

Resumen Capítulo 16 Don Quijote Segunda Parte

DE LO QUE SUCEDIÓ A DON QUIJOTE CON UN DISCRETO CABALLERO DE LA MANCHA.

Con alegría iba don Quijote, por las victorias conseguidas. En estas razones estaban cuando, los alcanzó un hombre vestido de un gabán de paño fino verde, jironado de terciopelo leonado con una montura del mismo terciopelo. Cuando llego a ellos el caminante los saludo cortésmente. Detuvo la rienda de su yegua, admirándose de la apostura y rostro de don Quijote, y éste al ver que lo miraba le dijo: “…Salí de mi patria empeñando mi hacienda…he cumplido gran parte de mi deseo, socorriendo viudas, amparando doncellas, y así por mis valerosas hazañas, he merecido andar ya en estampa en casi todas o más naciones del mundo…digo que soy don Quijote de la Mancha, por otro nombre llamado El Caballero de la Triste Figura.” Y escuchando esto el de verde quedó maravillado ¡bendito sea el cielo! Que con esta historia, que vuesa merced dice que está impresa, de sus altas y verdaderas caballerías, se habían puesto en el olvido los innumerables, de los fingidos caballeros andantes.

Yo señor de la Triste Figura, soy un hidalgo, mi nombre es Diego de Miranda, pasó la vida con mi mujer y mis hijos. Hojeó más los que son profanos o devotos, oigo misa cada día, reparto mis bienes con los pobres, y confió siempre en la misericordia infinita de Dios, nuestro señor. En eso Sancho con devoción le beso los pies una y muchas veces. Así Diego de Miranda confiesa que tiene un hijo de diez y ocho años de edad que está embebido en la poesía, y él quisiera que estudiara leyes o teología. Don Quijote intervino diciendo que los hijos son pedazos de las entrañas de sus padres. Y que lo dejen seguir la ciencia a lo cual se inclinan, la poesía no es nada malo, vuestro hijo no debe estar mal con la poesía de romance, mezclados la naturaleza y el arte, y el arte con la naturaleza, sacarán un perfectísimo poeta. Admirado quedó el de verde gabán del razonamiento de don Quijote. En esto vio que en el camino venia un carro lleno de banderas reales y llamo a Sancho a voces creyendo que era una aventura.

Resumen Capítulo 17 Don Quijote Segunda Parte

DONDE SE DECLARA EL ÚLTIMO PUNTO Y EXTREMO ADONDE LLEGÓ Y PUDO LLEGAR EL INAUDITO ÁNIMO DE DON QUIJOTE CON LA FELICEMENTE ACABADA AVENTURA DE LOS LEONES.

Sancho había comprado requesones, y al llamado de su amo no tuvo donde ponerlos y los acomodó en la celada. El del verde gabán le trata de hacer ver a don Quijote que el carro que venía con unas banderas es de su Majestad. Pero don Quijote terco dice que es una aventura más y pide la celada a Sancho, el cual le da sin sacar lo requesones, don Quijote se la pone y se embarra toda la cara. Luego se limpió y se puso delante del carro e interrogó:

  • ¿Adónde vais hermanos?

A lo que respondió el carretero:

  • Llevamos dos bravos leones a su Majestad.

A lo que dijo don Quijote:

  • ¿Leones a mí? Apeaos buen hombre y echadme encima esos leones que hare saber quién es don Quijote de la Mancha.

Y el leonero dijo a grandes voces:

  • Seánme testigos cuantos aquí están como contra mi voluntad y forzada abro las jaulas y suelto los leones.

Sancho con lágrimas en sus ojos ruega a su amo desistiese de tal empresa.

  • Retírate Sancho –dijo don Quijote- y déjame y si aquí muriere, ya sabes nuestro antiguo concierto, acudirás a Dulcinea y no te digo más.

Lloraba Sancho la muerte de su señor, que aquellas ves sin duda creía que llegaba en las garras de los leones, maldecía su ventura, y llamada menguada la hora en que le vino el pensamiento volver a servirle.

Puedes Ver ▷  Resumen de Don Quijote Segunda Parte

Saltó don Quijote del caballo embrazó el escudo y desenvainando la espada, paso ante paso, con maravilloso denuedo y corazón valiente, se fue a poner delante del carro encomendándose a Dios, y luego a su señora Dulcinea. El leonero abrió la primera jaula, era del león macho el cual pareció de grandeza extraordinaria y de espantable y fea catadura. Lo primero que hizo fue revolverse en la jaula, donde venía echado, y tender la garra y desperezarse todo, sacó la cabeza de la jaula miro a todas partes con los ojos hechos brasas. Sólo don Quijote lo miraba atentamente deseando que saltase ya del carro. Pero el León más comedido que arrogante después de haber mirado a una y otra parte, volvió las espaldas a don Quijote y con gran flema y remanso, se volvió a echar en la jaula.

Resumen Capítulo 17 Don Quijote Segunda Parte

Y en llegando don Quijote dijo al carretero:

  • Volved hermano, a uncir vuestras mulas y a proseguir vuestro viaje y tu Sancho, dale dos escudos de oro, para él y el leonero en recompensa de lo que por mí se han detenido.

Y de hoy en adelante me llamaré el Caballero de los leones, y vuelva y mude el nombre el que hasta aquí he tenido del Caballero de la Triste figura.

Don Diego Miranda no hablaba palabra alguna, tenía a don Quijote como cuerdo y ya por loco. Éste a su vez le dijo: ¿Quién duda señor don Diego de Miranda, que vuesa merced no me tenga en su opinión por un hombre disparatado y loco? Todos los caballeros tienen sus particulares ejercicios. Y así conversando llegaron a la aldea y a la casa de don Diego a quien don Quijote llamaba el Caballero del Verde Gabán.

Resumen Capítulo 18 Don Quijote Segunda Parte

DE LO QUE SUCEDIÓ A DON QUIJOTE EN EL CASTILLO O CASA DEL CABALLERO DEL VERDE GABÁN, CON OTRAS COSAS EXTRAVAGANTES.

Halló don Diego ser la casa de don Diego de Miranda, ancha como la aldea. Salieron a recibirle el hijo poeta de don Diego y su madre. Sancho desarma a don Quijote, Lorenzo el hijo poeta de don Diego conversa con nuestro caballero.

  • El señor Diego de Miranda, me dijo que es vuesa merced un gran poeta –dijo don Quijote-
  • Paréceme que usted a cursas las escuelas ¿ Que ciencias ha oído? –interrogó don Lorenzo-

Es una ciencia –replicó don Quijote- Y el que la profesa ha de ser: Jurisperito, teólogo, médico herbolario, astrólogo. Y ha de saber: matemática, nadar, herrar, ser honesto, ser valiente, ser sufrido, ser caritativo,  y finalmente mantenedor de la verdad, aunque le cueste la vida el defenderlo. Don Lorenzo lo calificó como un entreverado loco, lleno de lucidos intervalos. Poco después don Quijote escuchó atentamente sus glosas. En acabando de decir su glosa don Lorenzo, se levantó en pie don Quijote, y en voz levantada dijo: – ¡… Mancebo generoso que sois el mejor poeta del orbe y que merecéis estar laureado no por Chipre ni por Gaeta, como dijo un poeta…!  A continuación don Lorenzo, concedió con la demanda y deseo de don Quijote diciéndole un soneto a la fábula e historia de Píramo y Tisbe. – Bendito sea Dios- dijo don Quijote habiendo oído el soneto a don Lorenzo- Después de cuatro días don Quijote y Sancho marchan de la casa de don Diego de Miranda. Agradeciendo la hospitalidad.

Resumen Capítulo 19 Don Quijote Segunda Parte

DONDE SE CUENTA LA AVENTURA DEL PASTOR ENAMORADO, CON OTROS EN VERDAD GRACIOSOS SUCESOS.

En el camino se encuentran con dos clérigos o estudiantes y dos labradores que sobre cuatro bestias asnales venían caballeros. Conversan con don Quijote y le invitan a ver una de las mejores  bodas y más ricas que se habían celebrado en la Mancha. La novia era Quiteria la hermosa, y el desposado se llamaba Camacho el Rico. Ella de diez y ocho años y él de veintidós. Pero un vecino llamado Basilio se enamoró de Quiteria desde sus primeros y tiernos años y ella le correspondía. Pero el padre de Quiteria ordenó casar a su hija con el rico Camacho.

Merecía ese mancebo casarse con la hermosa Quiteria – dijo don Quijote- Sancho acotó el refrán que dice: “cada oveja con su pareja”. El estudiante Bachiller o licenciado como le llamó don Quijote dijo: Desde que Basilio supo que Quiteria iba a casarse con Camacho el Rico se le ha vuelto el juicio, come poco y .duerme poco. El Bachiller y el Licenciado se abrazan luego de tener un altercado. Era anochecido cuando entraron al pueblo, los músicos eran regocijadores de la boda, que en cuadrilla por aquel agradable sitio andaban. Todo ello dedicado a solemnizar las bodas del Rico Camacho y las exequias de Basilio. No quiso entrar en el lugar don Quijote y se fue a dormir por los campos.

Resumen Capítulo 19 Don Quijote Segunda Parte

Resumen Capítulo 20 Don Quijote Segunda Parte

DONDE SE CUENTAN LAS BODAS DE CAMACHO EL RICO CON EL SUCESO DE BASILIO EL POBRE.

Don Quijote despertó. Sancho dormía plácidamente. Ya los instrumentos que anoche oímos – dijo don Quijote- vuelven a alegrar los valles y sin duda los desposorios se celebraran en el frescor de la mañana, y no en el calor de la tarde. Entretanto, Sancho pone la silla a Rocinante y la albarda al rucio, Y así fueron don Quijote y su escudero y lo primero que se le ofreció a la vista fueron abundante comida, Sancho se acercó al cocinero y le solicito comida y se llevó tres gallinas y dos gansos. Mientras esto pasaba don Quijote miraba por parte de la enramada que entraban hasta doce labradores sobre doce hermosísimas yeguas, diciendo:

  • ¡Viva Camacho y Quiteria, él tan rico como ella hermosa, y ella la más hermosa del mundo! Entraron muchas danzas. Además ocho ninfas: El dios Cupido, el Interés, la Poesía, la Discreción, Buen Linaje, la Valentía, la Liberalidad, la dadiva, el tesoro. Luego cada uno dejo sus versos y se retiraron. Bailaron y danzaron concertadamente. Sancho dijo: dos linajes hay en el mundo, que son el tener y el no tener. A Camacho me atengo de cuyas ollas son abundantes espumas gansos y gallinas, liebres y conejos, y las de Basilio serán. Y luego de una plática con su amo, comenzó dar asalto a su caldero, con tan buenos alientos, que despertó los de don Quijote.

Resumen Capítulo 20 Don Quijote Segunda Parte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.