Resumen Corto Del Cuento El Campeón De La Muerte

Breve Resumen Del Cuento El Campeón De La Muerte

Resumen Corto Del Cuento El Campeón De La Muerte

I.

Liberato Tucto, chacchaba su coca, quería saber la suerte que había llevado su hija raptada hace un mes. Con regularidad matemática metía su mano al hualqui (bolsón) con rabia. El viejo Tucto parecía un ídolo incaico hecho carne. Sabía que Hilario Crispín, el raptor de su hija, era un mostrenco desocupado y vagabundo. ¿A dónde habría llevado el muy pícaro a su Faustina? De pronto Hilario Crispín apareció con un saco. Dentro estaba los restos nauseabundos de su hija Faustina.

II.

Pampamarca, sus moradores la única distracción que tienen es el tiro al blanco. En este caserío, en esta tierra de tiradores. Vive Juan Jorge de treinta años, ya era una celebridad. Lee y escribe correctamente. Su oficio era matar gente. Su fortuna consistía en varios terrenos, en cada uno tenía: colonos, ganado, sembríos, y mujer para que cuidara su casa. Y todo conseguido sin mayor riesgo, porque donde él ponía el ojo…

III.

Juan Jorge tenía la suerte de haber nacido en Pampamarca y la de haber tenido otro maestro: Ceferino Huaylas quien logró hacer de su discípulo el más grande fenómeno de tiro. A los quince años hacia cosas sorprendentes con el máuser (arma). El maestro veía con complacencia las habilidades de su discípulo. Su distancia favorita eran los dos cientos metros, una distancia que había encontrado adecuada para no ser visto. Y en poco tiempo comenzó a crecer la celebridad de Juan Jorge.

IV.

Y fue a este personaje que el viejo Tucto envía a su mujer.

  • ¿Qué te trae por aquí Martina? Pregunta Juan Jorge.
  • Vengo para que desaparezcas a un hombre malo
  • ¿Quién es el hombre malo y que ha hecho?
  • Hilario Crispín que ha matado a mi Fausta,
  • ¿Y cuánto vas a apagar para que lo mate?
  • Hasta dos toros me manda ofrecerte Liberato.
  • No me conviene ese cholo vale cuatro toros.
  • Se te darán taita. También me encarga Liberato decirte que han de ser diez los tiros lo que le pongas al mostrenco.
  • Juan Jorge se sobó las manos, sonrió, diole una palmadita a la Martina y sellaron el trato.
Puedes Ver ▷  Resumen Corto De Ushanan Jampi

V.

Comenzó la persecución de Hilario Crispín. Pasaron tres días. En la mañana del cuarto Juan Jorge ya se había impacientado. Al contrario el viejo Tucto no se desanimaba., tarde o temprano tenía que salir de su escondite el mostrenco. Y tuvo razón, del fondo de la quebrada surgió un hombre. Era Crispín. Juan Jorge alista el máuser (arma) se posiciona a unos dos cientos metros y sonaron los disparos.

  • Uno fue a la mano derecha,
  • El segundo tiro en la pierna derecha que le hizo caer,
  • El tercer disparo le rompió la otra pierna,
  • El cuarto a la mano izquierda,
  • El quinto fue a la mandíbula inferior
  • Y así fue hiriéndolo hasta que la décima bala le destrozó el cráneo. Tucto le volvió boca arriba desenvaino su cuchillo y le sacó los ojos y la lengua. – Y para mí el corazón- añadió Juan Jorge.

Lo Mas Buscado:

  • El campeon de la muerte

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.