Breve Resumen De La Obra La Agonia De Rasu Ñiti

Un danzante de tijeras en sus postrimerías, cerca de la muerte, en sus agonías, vívanlo en el presente resumen de la obra la “agonía de Rasu-Ñiti”. Escrito por José María Arguedas.

Breve Resumen De La Obra La Agonia De Rasu Ñiti

La Agonia De Rasu Ñiti Resumen Corto

Estaba tendido en el suelo, sobre una cama de pellejos. Era el danzak´ Rasu-Ñiti (que aplasta nieve), empezó a vestirse, se levantó y pudo llegar hasta la petaca de cuero en que guardaba su traje de danzak´ (bailarín) y sus tijeras de acero. Se puso: el guante, la chaqueta ornada de espejos, el pantalón de terciopelo, se calzó las zapatillas, el tapabala, la montera y agarró las tijeras. Llamen al “Lurucha” y a don Pascual ordenó a su mujer. Pedro Huancayre era el gran danzak´ “Rasu-Ñiti”. ¿Estás viendo el wamani (montaña) sobre mi cabeza? Preguntó el bailarín a su esposa. Está tranquilo respondió ella. Así es, voy a despedirme dijo “Rasu-Ñiti”, y mandó traer los tipis de maíz. Empezó a tocar las tijeras de acero. Bajo la sombra de la habitación la fina voz del acero era profunda.

Los danzak´s bailaban solos o en competencia. Las proezas que realizan y el hervor de su sangre dependen de quién está asentado en su cabeza y su corazón, mientras él baila o levanta barretas con los dientes, se atraviesa las carnes con lesnas, o caminan por el aire por una cuerda tendida desde la cima de un árbol a la torre del pueblo. El genio de un danzak´, depende de quien vive en él. “Rasu-Ñiti” era hijo de un wamani grande de una montaña con nieve eterna.

Llegó “Lurucha”, el arpista del dansak´, tocando; le seguía don Pascual, el violinista. Tras de los músicos marchaba un joven: “Atok-Sayku” (que cansa al zorro), el discípulo de “Rasu-Ñiti”. También se había vestido.

“Lurucha” tocó el jaykuy (entrada) y cambió enseguida al sisi nina (fuego hormiga) otro paso de la danza. “Rasu-Ñiti” bailó tambaleándose un poco, entonces se paralizó una pierna. El arpista (“Lurucha”)  cambió la danza al tono de waqtay (la lucha). “Rasu-Ñiti” hizo sonar más alto las tijeras, y cayó al suelo. Sentado, la otra pierna se le había paralizado.

“Lurucha” que no parecía mirar al bailarín, empezó a tocar el yawar mayu (rio de sangre), paso final que en todas las danzas de los indios existe. “Rasu-Ñiti” seguía con la cabeza y las tijeras este ritmo denso. Pero el brazo con que batía el pañuelo empezó a doblarse; murió. Cayó sin control hasta tocar la tierra. Entonces se echó de espaldas y dejó caer las tijeras. Pero siguió moviendo la cabeza y los ojos.

El arpista cambió de ritmo, tocó el illapa vivon (el borde del rayo). “Rasu-Ñiti” movió los ojos, la córnea, la parte blanca, parecía ser la más viva, la más lúcida. Entonces cerró los ojos. “Atok´ Sayku” saltó junto al cadáver. Se elevó ahí mismo, danzando tocó las tijeras que brillaban, sus pies volaban. Todos estaban mirando. Era él, el padre “Rasu-Ñiti”, renacido con tendones de bestia tierna y el fuego del wamani.

Para culminar solamente agradecimientos por la atención prestada y hasta un próximo resumen.

Lo Mas Buscado:

  • la agonia de rasu ñiti resumen
  • resumen corto de la obra la agonia de rasu ñiti de jose maria argeda
  • resumen de rasu ñiti
  • rasu niti obra
  • la agonia del rasu ñiti
  • resumen de agonia de rasu niti
  • resumen la agonia de rasu ñiti
  • resumen corto de agonia de rasu niti
  • resumen dela agonia del rasuñiti
  • resumen la agonia de rasu niti resumen

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.